anagrama
cerrar boton_cerrar

Los papeles ya están en Catalunya tras viajar de noche desde Madrid

  El Ministerio de Cultura ordenó llevar a cabo el traslado y avisó en el último momento al Govern
  La 'consellera' Mieras afirma, conciliadora, que tras la polémica "no hay vencedores ni vencidos"

ANTONIA PEÑA
SANT CUGAT DEL VALLÈS

Los documentos expoliados por el franquismo a la Generalitat en 1939 están ya de vuelta en Catalunya, tras casi 30 años de reivindicación. Después del paréntesis de 10 días por la suspensión "cautelarísima" del traslado por parte de la Audiencia Nacional, los legajos entraron ayer en el Arxiu Nacional de Catalunya, en Sant Cugat del Vallès (Vallès Occidental). Y de manera aún más discreta de como salieron del Archivo de la Guerra Civil de Salamanca: sin previo aviso ni a la conselleria ni a la prensa y viajando de noche, desde la sede del Ministerio de Cultura en Madrid, para llegar a las 8.20 horas.
En esta primera entrega sólo retornaron los documentos de la Generalitat republicana. En septiembre, según la ley de restitución aprobada en noviembre del 2005 por el Congreso, se espera la devolución de las más de 1.600 cajas correspondientes a asociaciones y particulares.
La ministra de Cultura, Carmen Calvo, ya avanzó el martes que no habría más noticias sobre los documentos hasta que llegaran a Sant Cugat. Y así fue, como precaución compartida por la Conselleria de Cultura, para evitar que la llegada de los documentos diera lugar a imágenes de euforia que pudieran sentar mal a aquellos que se han opuesto a la restitución.
La propia consellera de Cultura, Caterina Mieras, afirmó ayer, exultante, que tras el proceso de devolución "no hay vencedores ni vencidos: ha vencido la democracia".

CUMPLIR CON EL PACTO DEL TINELL Mieras afirmó comprender y compartir "los criterios de prudencia y seguridad que ha seguido la ministra en el traslado". Expresó también "la satisfacción del Govern porque ayer se cumplió, de una tacada, con un punto del pacto del Tinell y con una ley aprobada en el Congreso "por todos los grupos excepto el PP".
La consellera aseguró que el Ejecutivo catalán acatará cualquier resolución judicial sobre el recurso presentado por el Ayuntamiento de Salamanca o si los expertos detectaran documentos que no pertenecen a la Generalitat: "Estamos en un Estado de derecho y no hay que poner en duda que cumpliremos con la ley".
La ministra de Cultura, Carmen Calvo, afirmó ayer que estaba "orgullosa" de pertenecer a un Gobierno que "ha sabido hacer algo justo con la historia de España y con la memoria de Catalunya". Calvo aseveró que "finalmente hoy los papeles están donde tienen que estar" aunque haya habido "algunos por el PP que se hayan dedicado a enfrentar a unos españoles con otros".
El presidente del PP, Mariano Rajoy, por su parte, afirmó que no había necesidad de "humillar gratuitamente" a los salmantinos, ya que en este asunto se podría haber llegado a un "acuerdo". Para Rajoy, "las cosas se han hecho muy mal" y puso como ejemplo "el despliegue de los geos " el 19 de enero en Salamanca.
En Catalunya, sólo CiU y el PP pusieron objeciones a la llegada de los papeles. La federación, tras felicitarse por la noticia, acusó al Govern de "cambiar" estos documentos por el retorno a Aragón de las 113 obras de arte sacro de varias parroquias oscenses y que hoy se encuentran en Lleida. El PPC se limitó a apuntar que los papeles se encuentran donde "la ley dice que deben de estar" y pidió al Govern que no haga de la celebración por el retorno "una victoria contra nadie".

FELICITACIONES PARA CALVO
La Comissió de la Dignitat, organización cívica que ha participado activamente en la reclamación de los documentos, también mostró ayer su alegría por lo que consideró "un acto de justicia" con la Generalitat. La comisión felicitó a la ministra Calvo y a la consellera Mieras por "el papel desarrollado en la restitución".



*Fuente : El Periódico, 1 de febrero de 2006