anagrama
cerrar boton_cerrar

La Polémica del Día de la Hispanidad

Noticias:

El desfile del 12 de Octubre honrará a los españoles que liberaron París
No puede contentar a todo el Mundo
El Periódico de Catalunya
El desfile del 12 de Octubre honrará a los españoles que liberaron París
Familiares de las víctimas del 11M, ETA y el Yak-42 acompañarán al Rey en el acto por los caídos
Controversia política ante la celebración de la fiesta nacional

Artículos y entrevistas:

La división azul nos continúa dividiendo
La Nueve, un mito en el Ejército francés
Del color de la falange
Entrevista a Luís Royo, de la División Leclerc
Entrevista a Ángel Salamanca, de la división azul
La Nueve, un mito en el Ejército francés

La mémoire républicaine insultée
Disputes espagnoles à l'occasion de la fête nationale

 

Cartas abiertas al Sr Zapatero y al Sr Bono
COMUNICADO SOBRE EL DESFILE DEL DÍA DE LA HISPANIDAD Rechazo a la conducta del Ministro Bono


El desfile del 12 de octubre honrará a los españoles que liberaron París

Decisión de Bono.

L. D.
MADRID

El ministro de Defensa, José Bono, anunció ayer que el desfile de la Fiesta Nacional estará dedicado el próximo 12 de octubre a rendir homenaje a los soldados republicanos españoles de la División Leclerc que hace 60 años fueron los primeros en entrar en París tras la derrota de los nazis. Bono confirmó que la parada militar no contará con la presencia de Estados Unidos como ocurrió en el 2001 y el 2002, en señal de solidaridad con ese país atacado por los terroristas el 11 de septiembre, y en el 2003, para simbolizar la alianza en la guerra de Irak.
El ministro, que ha dado orden al mando militar de incluir a una representación de la División Leclerc, que desfilará bajo la bandera francesa, señaló que la parada castrense no contará con representación de EEUU "porque es la fiesta nacional, no es la fiesta de Estados Unidos y nadie está obligado a que desfile la bandera de un país que, por cierto, es amigo y aliado". En todo caso precisó que la no invitación a los norteamericanos no debe ser tomada como "un gesto de desprecio" ya que, según dijo, "la alianza y la amistad con EEUU sigue; lo que no sigue es la subordinación y el ponerse de rodillas a las órdenes de un Gobierno extranjero".

EEUU EVITA COMENTARIOS
Un portavoz de la embajada de EEUU en Madrid dijo que los militares estadounidenses que participaron en los desfiles del 12 de octubre se sintieron "agradecidos por la cálida acogida" que les dispensó el pueblo español y recordó que las invitaciones recibidas a partir del 2001 tuvieron su origen en una muestra de solidaridad por los ataques terroristas del 11-S. El citado portavoz eludió comentar la decisión del Gobierno español.
El secretario general del PP y exministro del Interior, Ángel Acebes, acusó a Bono de "despreciar la inteligencia de los ciudadanos" por no haber invitado a los norteamericanos y, sin embargo, permitir la participación de los franceses.
El hoy presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ya expresó gráficamente su desacuerdo con la política de José María Aznar el año pasado cuando, en el desfile, permaneció sentado al paso de la bandera norteamericana, que iba rodeada de la española, la polaca y las de los cinco países centroamericanos presentes en Irak.

*Fuente : El Periódico, España. Octubre de 2004


'NO PUEDE CONTENTAR A TODO EL MUNDO'

Críticas a Bono porque un veterano de la División Azul desfilará con uno republicano en la Fiesta Nacional

AGENCIAS
MADRID .- La decisión del ministro de Defensa de que "dos veteranos de España" que lucharon en "bandos diferentes" en la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial ha levantado muchas ampollas. IU se ha preguntado si Bono " ha valorado el igualar a quien luchó por la libertad con quien rompió la legalidad ". En este sentido, las citadas fuentes dudan de la conveniencia de "igualar a personas que representaron la lucha por las libertades y quienes defendieron la ruptura del orden constitucional y la legalidad establecida en esa época". IU cree que el titular de Defensa "debería haber tenido en cuenta" que con sus acciones " no puede estar todo el tiempo tratando de contentar a todo el mundo "; y confía en que esta decisión de Bono "no sea una demostración más de que su afán de protagonismo vuelva a oscurecer el normal desarrollo de los actos institucionales". Por su parte, el diputado de CiU Josep Maldonado ha considerado " esperpéntico, desafortunado y rayano en la comicidad " que el ministro de Defensa vaya a hacer participar juntos en el desfile militar de la Fiesta Nacional a ex combatientes de la División Azul, que apoyó a la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial, y de la División Lecrerc, que liberó París. Maldonado dijo que Bono no agota la capacidad de "sorprender" a la sociedad y le reprochó que pretenda reabrir una página de la historia de España, la de la Guerra Civil, que "afortunadamente está ya cerrada". "¿Es que en el año 2004 hay que hablar de reconciliación en un país que ha afianzado la democracia y que está en la senda del progreso?", se preguntó. El portavoz de ERC en el Congreso , Joan Tardá, ha acusado a Bono de poner al mismo nivel "a los defensores de la Segunda República y a los golpistas fascistas" que protagonizaron el alzamiento de 1936 al invitar al homenaje a los caídos que tendrá lugar el próximo 12 de octubre. Además, interpreta como un "nuevo ataque a Cataluña" el anuncio específico sobre las Fuerzas Armadas que Defensa ha elaborado en valenciano. Bono anunció, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que en la parada militar dos "veteranos de España" que lucharon en "bandos diferentes" en la Guerra Civil y en la II Guerra Mundial estarán presentes durante el homenaje a los caídos. Asimismo, el ministro presentó los 'spots' realizados por su departamentos en catalán, gallego, euskera y valenciano para publicitar la labor de las Fuerzas Armadas. En opinión de Tardá, la presencia de estos dos veteranos en el desfile constituye "una falta total de respeto a las víctimas que dieron su vida por la democracia y las libertades". "La verdadera reconciliación obliga a la recuperación de la memoria, el castigo a la violación de los Derechos Humanos y la reparación de las víctimas", recalcó Tardá.

*Fuente : El Mundo, España. 10 de Octubre de 2004


El Periódico de Catalunya

J. TORDERA / M. BALDOMÀ
BARCELONA

Los cambios introducidos por el ministro de Defensa, José Bono, en el desfile militar del Día de la Hispanidad no han satisfecho a todos los partidos. La participación de un veterano republicano de la División Lecrerc y otro de la fascista División Azul desató las críticas de Esquerra Republicana e Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya (IU-ICV), contrarias a que se equipare a los dos bandos enfrentados en la guerra civil.
Para el diputado de ERC Joan Puig, el formato del desfile ideado por Bono supone una "aberración", una "ofensa a quienes lucharon por la democracia" y un "insulto a la memoria histórica".

EL 'BONOPARTISMO'
Gaspar Llamazares (IU-ICV) acuñó ayer un nuevo sustantivo para definir la filosofía del titular de Defensa: "Bonopartismo". Para el coordinador de IU, con la inclusión de un veterano republicano y otro franquista Bono " pretende situar en pie de igualdad a quienes lucharon por las libertades y a quienes les masacraron ". Llamazares criticó que el ministro intente situarse "por encima del bien y del mal", "equidistante entre la libertad y el fascismo". También Dolors Camats (ICV) calificó de "ofensa e injusticia histórica" la iniciativa de Bono.
Quien sí se ha mostrado satisfecho por el formato de la parada militar ha sido Pasqual Maragall, que el viernes confirmó que el próximo martes acudirá a la celebración de la Fiesta Nacional en Madrid. Sin embargo, fuentes de la Generalitat informaron ayer a este diario de que el president tiene ese día "compromisos personales" que le impedirán asistir a la tradicional recepción del 12 de octubre, ofrecida por el rey Juan Carlos en el Palacio Real.

CRÍTICAS DE CIU
Felip Puig, portavoz adjunto de CiU en el Parlament, aprovechó la ocasión para cargar contra Maragall. Puig dijo ignorar si la asistencia del president al desfile militar guarda relación con la presencia del Gobierno en el homenaje a Companys, pero opinó que, si así fuera, sería un error.

*Fuente : El Periódico, España. 10 de Octubre de 2004


DIARIO VASCO_COM   ---   9.10.04 Politica Ibarretxe rechaza la invitación de Bono para acudir al desfile militar del martes DV Y AGENCIAS./MADRID El lehendakari Juan José Ibarretxe no acudirá el próximo martes a Madrid a presenciar la parada militar con motivo del 12 de Octubre, Día de la Fiesta Nacional, rechazando así la invitación cursada por el ministro de Defensa, José Bono. Fuentes de Lehendakaritza no explicaron los motivos de la ausencia del lehendakari en un acto al que sí acudirá el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall.

El pasado 4 de mayo, don Juan Carlos visitó a los militares destinados en la base vitoriana de Araka, sede de la Brigada de Infantería Ligera San Marcial V. Entonces, el lehendakari Ibarretxe excusó su asistencia al acto en el hecho de que «no tiene por costumbre asistir a actos castrenses», según indicaron en su día fuentes de Presidencia del Gobierno Vasco.

El ministro de Defensa, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, explicó las novedades de este año de cara a los actos del Día de la Fiesta Nacional. Entre ellas figura que, por primera vez, el acto por los caídos, que tradicionalmente protagoniza el Rey y el presidente del Gobierno, contará con familiares de las víctimas de ETA, del 11-M, de periodistas asesinados, de los agentes del CNI muertos en Irak y del GEO muerto en la explosión de Leganés, así como por los presidentes del Congreso y Senado.

Veteranos de guerra

Dos soldados veteranos con una significación especial, porque lucharon en dos bandos diferentes en la guerra civil y la segunda guerra mundial, participarán también en este acto. Con ello se quiere simbolizar la paz, dijo Bono, quien agregó que ese cortejo es el mejor encontrado para representar el sufrimiento por encima de las ideologías.

El desfile, que se celebrará en el Paseo de la Castellana de Madrid, contará con la participación de 3.500 militares, de los que cerca de medio centenar son de países iberoamericanos, 300 vehículos y 92 aeronaves.

Bono dijo que en el desfile estarán presentes, además de la española, las banderas de Francia, con una representación de la división Leclerc que hace 60 años liberó París con la ayuda de soldados españoles, y de Italia, para reconocer la labor de la fuerza anfibia hispano-italiana.  O, digo yo, para reconocer la fuerza fascista hispano-italiana ?????

Tras recordar que cada año, desde 2000, han desfilado numerosos países encuadrados en fuerzas internacionales, Bono concretó que la no participación de EE UU, que lo había hecho en los tres últimos años, no supone un «desprecio» a «un país amigo».

*Fuente : El Diario Vasco, España. 9 de Octubre de 2004


Familiares de las víctimas del 11M, ETA y el Yak-42 acompañarán al Rey en el acto por los caídos

En el desfile participarán soldados veteranos de los bandos diferentes de la guerra civil y la segunda guerra mundial

Los familiares de las víctimas del 11-M, Yak-42 y ETA, entre otros, acompañarán al Rey y el presidente del Gobierno en el acto de homenaje a los que dieron su vida por España que se celebrará el Día de la Fiesta Nacional, cuyo desfile militar contará con las banderas de España, Francia e Italia. Así lo anunció ayer el ministro de Defensa, José Bono, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, quien explicó las novedades de este año de cara a los actos del Día de la Fiesta Nacional, el próximo martes. Entre ellas figura que por primera vez el acto por los caídos, que tradicionalmente protagoniza el Rey y el presidente del Gobierno, contará con familiares de las víctimas de ETA, del 11-M, de periodistas asesinados, de los agentes del CNI muertos en Iraq y del GEO muerto en la explosión de Leganés, así como por los presidentes del Congreso y Senado.

Dos soldados veteranos con una significación especial, porque lucharon en dos bandos diferentes en la guerra civil y la segunda guerra mundial, participarán también en este acto.

Con ello se quiere simbolizar la paz, dijo Bono, quien agregó que ese cortejo es el mejor encontrado para representar el sufrimiento por encima de las ideologías. Y yo pregunto :   cómo se puede ser tan ofensivo ????  diciendo esta monstruosidad ???? Así que el sufrimiento del verdugo vale el sufrimiento de la víctima ????   Desde cuándo ????

El desfile, que se celebrará en el Paseo de la Castellana de Madrid, contará con la participación de 3.500 militares, de los que cerca de medio centenar son de países iberoamericanos, 300 vehículos y 92 aeronaves.

El ministro dijo que en el desfile estarán presentes, además de la española, las banderas de Francia, con una representación de la división Leclerc que hace 60 años liberó París con la ayuda de soldados españoles, y de Italia, para reconocer la labor de la fuerza anfibia hispano-italiana.

Tras recordar que cada año, desde 2000, han desfilado numerosos países encuadrados en fuerzas internacionales, Bono concretó que la no participación de EEUU, que lo había hecho en los tres últimos años, no supone un "desprecio" a "un país aliado y amigo".

Puntualizó que así se lo comunicó el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Félix Sanz Roldán, a la embajada estadounidense en España. Los actos comenzarán a las 10,45 del martes y estarán presididos por el Rey, acompañado por el presidente del Gobierno y todo el Gobierno en pleno, así como los presidentes autonómicos y distintas autoridades.

El ministro mostró su satisfacción por la asistencia confirmada ayer del presidente de la Generalitat, Pascual Maragall, y manifestó que está a la espera de recibir respuesta del lehendakari Ibarretxe.

*Fuente : Estrella Digital, España. 10 de Octubre de 2004


CONTROVERSIA POLÍTICA ANTE LA CELEBRACIÓN DE LA FIESTA NACIONAL

Bono atribuye las críticas al desfile a "planteamientos antiespañoles"

 Justifica la presencia de un veterano de la División Azul porque Defensa "no lee la cartilla" a nadie
 El ministerio lima asperezas y suprime la alusión a la bandera española en el homenaje a los caídos

LUIS DÍEZ
MADRID

El ministro de Defensa, José Bono, salió ayer al paso de las críticas vertidas contra el desfile del Día de la Fiesta Nacional, que se celebra hoy en Madrid, con una respuesta contundente. "No hay que pedir permiso a nadie que exhiba planteamientos antiespañoles para decir que juntos podemos más que separados", proclamó para justificar su decisión de invitar al homenaje a los caídos a un veterano de la fascista División Azul y a otro de la División Leclerc, procedente del ejército republicano.
Aunque el ministro intentó limar asperezas al revelar que se suprimirá una alusión a la bandera española en el homenaje a los caídos, ayer no esquivó la respuesta a los reproches que Esquerra Republicana e Iniciativa per Catalunya Verds han vertido contra el desfile y contra la asistencia del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall. Bono agradeció a éste su gesto porque "representa a más de seis millones de catalanes". "El ministro no puede hacer otra cosa sino darle las gracias, porque esos millones de ciudadanos no están en España, sino que son España", apuntó.
Tras remarcar que Maragall "ha actuado de una manera muy digna de ser aplaudida", Bono deploró que algunas fuerzas hagan un uso electoralista de la Fiesta Nacional: "Se quiere poner la lupa sobre los aspectos que nos separan, que ya sabemos que existen y que son muy importantes en los procesos electorales".
Aunque dijo que no le corresponde a él entrar en el debate identitario o en el territorial, no se resistió a hacerlo: "España es la nación que tenemos nosotros, no que nos tiene; es la que hacemos y la que mañana podemos hacer".

DESCENTRALIZACIÓN
Si bien admitió que "a nadie se le puede obligar a querer a su país", Bono consideró llamativo que cierto "antiespañolismo" se justifique en la distribución del poder entre el Estado y la autonomías, "cuando España es muy generosa con todos sus hijos y territorios". Tras opinar que "es difícil hallar un país en el planeta con una descentralización tan grande como la de esta vieja nación", sentenció: "Juntos en los ideales constitucionales podemos más que separados".
Sobre las críticas a la presencia de representantes de la División Azul en el desfile, Bono señaló que el ministerio "no lee la cartilla" a ningún veterano por lo que hizo hace 60 años en un bando o en otro.

CONCORDIA
El ministro adujo que, "desde el socialismo democrático" en el que milita, estima que "es mucho más solidario, moderno e inteligente buscar la concordia entre todos, entre los de uno y otro bando, que leer la cartilla a unos o a otros".
Pero el titular de Defensa no se ha quedado sólo en las palabras. Para no herir susceptibilidades e incluso limar asperezas, el ministerio ha decidido modificar la oración que se recitará para rendir homenaje a los que dieron su vida por España. En concreto, se ha suprimido la referencia a la bandera española.
Así, el ministro intenta evitar, según sus palabras, una "guerra de banderas". "Ni la constitucional, ni la modificada, ni la de otras épocas", añadió. También, y en atención a las familias de los 62 militares muertos en el accidente aéreo del Yak-42, se ha suprimido del texto la frase: "No quisieron morir de otra manera".
Pero estos gestos del ministro no han convencido a sus detractores. Joan Herrera (ICV) juzgó ayer "injustificable que desfilen fuerzas fascistas que lucharon contra la democracia". Por ese motivo, Gaspar Llamazares (IU), no irá al desfile. El senador del PNV Iñaki Anasagasti lo tachó de "grave error", y opinó que equivale a reunir en una misma manifestación a víctimas de ETA y miembros de la banda.

*Fuente : El Periódico, España. 12 de Octubre de 2004


La División Azul nos continúa dividiendo

Ningún otro Estado democrático rinde homenaje público a un símbolo fascista como la División Azul

José Bono y el Gobierno socialista cometen un grave error. Bajo ningún concepto tenían que haber mezclado a la División Azul con el desfile democrático de la fiesta nacional española.
La División Azul es un borrón lamentable de nuestra historia. Existió; no hay que negarlo. Tampoco debemos estar obsesionados con ella, una vez han pasado tantas décadas desde su existencia. Pero de ahí a rendirle homenaje, o, simplemente, a dejarle exhibir su memoria de modo que comparta los aplausos que recibirán los demás participantes del desfile, hay la misma distancia que separa lo lógico de lo intolerable.
El pacto de la transición consistió en que todos dejásemos de mirar hacia atrás, es cierto. Pero es el Gobierno, al organizar así el desfile, quien obliga a hacerlo. Y con un agravante doloroso: la equiparación entre quienes defendieron la legalidad republicana y esta División Azul, que va mucho más allá de lo que fueron, en la guerra civil, las llamadas tropas nacionales.
Bono parece decir, con su decisión, que se igualan por fin las cosas. No es verdad. Participará, sí, un republicano en condición de tal. Pero eso no equipara nada: los nacionales han estado desfilando tranquila y masivamente durante muchos años. Ahora todo eso es pasado y una verdadera equiparación ya resulta imposible.
Un miembro de la División Azul es bastante más que el símbolo del otro bando. Como recuerdan oportunamente las asociaciones republicanas, fue una división que prestó juramento a Hitler, que participó desde la Wermacht en las agresiones internacionales del nazismo y que comparte con ella la condena de Núremberg por "crímenes contra la paz". No debemos olvidarla, pero es hacerle un favor que, historia aparte, hablemos lo menos posible de ella.

MARAGALL, ATRAPADO . -- Este grave y polémico error del Gobierno central atrapa al presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, que había decidido asistir al desfile para dar su respaldo institucional a la nueva normalidad democrática española. Maragall quería traducir en hechos todas las palabras dichas por él respecto de la voluntad catalana de participar en las cuestiones de Estado. También deseaba dar una contrapartida a la participación del Gobierno español en el próximo homenaje a Lluís Companys . Asimismo, pretendía acompañar al Ejército que se ha retirado de Irak y que participa en diversas misiones internacionales de paz decididas por las Naciones Unidas. Con lo de la División Azul queda, a los ojos de la sensibilidad de muchos catalanes, en fuera de juego.

*Fuente : El Periódico, Editorial. 12 de Octubre de 2004


'La Nueve', un mito en el Ejército francés

MONTSE CAPDEVILA
PARÍS

El regimiento de la Marcha del Chad y su novena compañía --conocida en Francia como La Nueve , en castellano-- es un mito para el Ejército francés. Este regimiento formaba parte de la Segunda División Blindada, también conocida como la División Leclerc , por ser el general francés quien la dirigía. Francia les homenajeó el pasado 24 de agosto, en el 60 aniversario de la liberación de París.
El heroísmo de La Nueve , compuesta casi exclusivamente por españoles, fue premiado por Leclerc, quien permitió que fuera la primera en entrar en París, para liberarla de los nazis, el 24 de agosto de 1944. Los blindados que recibieron el calor de los parisinos llevaban nombres tan hispánicos como Teruel , Guadalajara y Ebro .
El Regimiento de la Marcha del Chad nació el verano de 1943 en Argelia. En sus filas se alistaron militares franceses evadidos de los campos de trabajo alemanes, legionarios, simples combatientes por la libertad y también muchos exsoldados republicanos españoles.
El capitán Raymond Dronne, el jefe de La Nueve desde su constitución hasta la primavera de 1945, recuerda en su diario que "los voluntarios españoles eran tantos que tuvieron que ser repartidos entre todas las unidades". Pero muchos fueron destinados al Tercer Batallón del Chad, bajo el mando de un oficial que había combatido en España, el comandante Putz.
"Casi todos ellos habían participado en la guerra de España del lado republicano y muchos habían servido luego en el Ejército francés (1939-1940) por lo que tenían el amargo recuerdo de una doble derrota", recuerda Dronne. El deseo de revancha y la perspectiva de "unirse a los franceses libres surgidos de las arenas del desierto", bajo el mando del general Leclerc, les dio confianza.
La división fue transferida a Marruecos para recibir el ultramoderno material americano y familiarizarse con él: "Casi todos carecían de conocimientos de mecánica, pero rápidamente, La Nueve se puso al nivel de los mejores", cuenta Dronne. La mayor parte de los treinta suboficiales, y casi todos los cabos eran en su mayoría españoles.

*Fuente : El Periódico, Editorial. 12 de Octubre de 2004


Del color de la Falange

La División Azul movilizó a 48.000 hombres que lucharon dentro del Ejército de Hitler en el frente soviético
Serrano Súñer y Arrese animaron a formar la unidad

ALBERT GARRIDO
BARCELONA

Una mezcla de calentura patriotera, manipulación política y lucha por el poder hizo posible el alumbramiento de la División Azul.
La unidad estuvo formada por jóvenes voluntarios falangistas, oficiales del Ejército y algunos forzados a enrolarse para evitar la cárcel o satisfacer la ambición de sus superiores en alguno de los entonces numerosos acuartelamientos.
El 22 de junio de 1941, la Wehrmacht --Ejército alemán-- puso en marcha la operación Barbarroja: cruzó la frontera de Polonia con la Unión Soviética e inició un rápido avance en abanico hacia Leningrado, al norte, y Moscú, al este.
Dos días después, José Luis Arrese, ministro secretario general del Movimiento, movió los hilos para que falangistas inflamados por un anticomunismo visceral se digieran en manifestación por el centro de Madrid hasta la sede del ministerio, en la calle de Alcalá: aquella multitud vociferante pidió al Gobierno que autorizara formar una unidad para luchar en Rusia.
Aquel mismo día, Ramón Serrano Súñer, ministro de Asuntos Exteriores, germanófilo dotado de una astucia poco común y volcado en la lucha por el poder, dio el visto bueno con una frase rotunda: "Rusia es culpable". En los días siguientes, mientras los falangistas organizaban oficinas de reclutamiento en todo el país, el Gobierno creó la División Española de Voluntarios, que enseguida fue conocida como División Azul, nombre alusivo al color de las camisas de Falange. Serrano no perdió tiempo en declarar al diario alemán Die Deutsche Allgemeine Zeitung que la no beligerancia sería sustituida por la "beligerancia moral".

Soldados nazis
La beligerancia moral consistió en la formación de una unidad de 18.000 hombres que, a todos los efectos, pasó a formar parte del Ejército nazi. La División Azul que partió de España el 13 de julio de 1941 a las órdenes del general Agustín Muñoz Grandes, se transformó en la 250 división de la Wehrmacht en cuanto los primeros soldados llegaron a Grafenwöhr, en Baviera, para seguir un corto periodo de instrucción. El alto mando alemán respetó los grados del cuerpo expedicionario español, pero los recién llegados hubieron de cambiar sus uniformes caqui por los grises del Ejército de Adolf Hitler y tuvieron que jurar fidelidad al Führer; a Muñoz Grandes le dispensaron un trató poco airoso: nunca se pudo relacionar directamente con el mariscal Von Leed, jefe del Cuerpo de Ejército del Norte.
En términos generales, los combatientes españoles abrazaron con convicción ideológica la causa nazi, y aun hoy pueden leerse frases como la que sigue en la web de la Fundación División Azul: "Todas las naciones de Europa comprendieron la trascendencia del hecho: se iniciaba la lucha de Occidente contra el régimen soviético, anticipándose al asalto del continente por el régimen criminal y opresor comunista".

Cruces de Hierro
El campo de operaciones de la División Azul fueron los frentes de Novgorod, de octubre del 41 a febrero del 42, y el de Leningrado, a partir de aquella fecha. El repliegue por etapas empezó en octubre de 1943 y el 3 de marzo de 1944 se ordenó la repatriación total. Los combatientes movilizados fueron 48.000, incluidos los 18.000 iniciales, de los que casi 5.000 perdieron la vida, y de ellos, algo menos de la mitad --2.252-- murieron en la batalla de Krasni Bor, el 10 de febrero de 1943.
De Muñoz Grandes --Cruz de Hierro con hojas de roble-- y el general Emilio Esteban-Infantes, su sucesor a partir de diciembre de 1942, para abajo, más de 4.500 combatientes recibieron condecoraciones nazis: Cruz de Oro, Cruz de Hierro de 1ª y de 2ª clase y otras 2.216 distinciones menores. El mismo trato honorífico recibieron los 150 integrantes de la Escuadrilla Azul, que se integró en la Luftwaffe al mando del general Von Richthofen, jefe de la Legión Cóndor, que participó en la guerra civil y bombardeó Gernika.
Los últimos componentes de la División Azul que regresaron a España fueron 248 prisioneros del Ejército soviético que llegaron a Barcelona el 2 de abril de 1954, a bordo del mercante griego Semiramis ; se cumplían casi nueve años de la derrota alemana en la segunda guerra mundial.

*Fuente : El Periódico, Editorial. 12 de Octubre de 2004


ENTREVISTA A LUIS ROYO, DIVISIÓN LECLERC

Ángel Salamanca y Luis Royo son los nombres propios que marcan esta conmemoración del Día de la Hispanidad. El ministro de Defensa pretende que ellos representen la reconciliación de las dos Españas. En estas entrevistas, realizadas ayer, los dos protagonistas opinan sobre el acto en el que participarán hoy.
"Me han amenazado e insultado por teléfono"

LUIS DÍEZ
MADRID

--¿Acepta de buen grado el homenaje a los republicanos que se va a simbolizar mañana en su persona?
--No me molesta siempre que sea por la paz; ya ha habido bastante dolor en este país.

--¿Le emociona el hecho de flanquear al Rey en el homenaje a los caídos?
--Yo sigo siendo republicano, y lo seguiré siendo hasta la muerte; no tengo por qué esconderme, pero me parece bien. El Rey nos ha invitado también a la recepción y le daré la mano.

--¿Va a saludar también al excombatiente de la División Azul que le acompaña en el homenaje a los caídos?
--Bueno, yo no he pedido este homenaje. Yo vine a España a presentar el libro de Juan Arévalo La guerra en singular . Se enteraron en la embajada en París y me invitó el jefe del Estado Mayor de la Defensa a participar en el acto. He aceptado sin reparos, pero ayer, en la comida, le pedí al ministro Bono que me pusiera al otro lado del excombatiente de la División Azul, entre otras cosas porque luchábamos en ejércitos contrarios y nada tengo que ver con ellos.

--¿En todo caso, cree que el acto servirá a la reconciliación?
--Lo que todos queremos es que este tipo de cosas sirvan para que no haya más guerras. Lo ocurrido en España y en Europa debe servirnos de lección a los españoles y a todos los europeos. Como lo que está ocurriendo ahora en Irak y en Palestina, que no tiene nombre y es la demostración de la inutilidad de la guerra.

--No se le ve muy contento.
--Mire, los olvidados hemos sido nosotros. Yo nací en Barcelona y conducía el blindado Madrid el 26 de agosto de 1944, cuando entramos en París. En la plaza de la Concordia nos dispararon. Estábamos dispuestos a luchar contra Franco, pero los norteamericanos cambiaron los planes y no nos apoyaron. Ahora se acuerdan de nosotros y ¿sabe? he tenido que quitar el teléfono porque he recibido amenazas e insultos... No me dejaban dormir.

*Fuente : El Periódico, Editorial. 12 de Octubre de 2004


ENTREVISTA A ÁNGEL SALAMANCA, DIVISIÓN AZUL

Ángel Salamanca y Luis Royo son los nombres propios que marcan esta conmemoración del Día de la Hispanidad. El ministro de Defensa pretende que ellos representen la reconciliación de las dos Españas. En estas entrevistas, realizadas ayer, los dos protagonistas opinan sobre el acto en el que participarán hoy.
"Un brigadista se ha puesto a mis órdenes"

ENRIC HERNÁNDEZ
MADRID

--¿Cómo valora la decisión del ministro de Defensa de invitarle a usted, y también a un veterano del ejército republicano, a este desfile de la Fiesta Nacional?
--Me parece que es un acto de reconciliación muy positivo y muy agradable para todos. En la comida de hermandad de hoy por ayer, el ministro ha demostrado una simpatía arrolladora, igual que el Jefe del Estado Mayor. Estábamos tres veteranos de la División Azul, tres brigadistas internacionales de la División Leclerc y familiares de víctimas de ETA, del 11-M, del Yak-42 y de Irak.

--¿Qué ambiente ha habido?
--Ha sido muy cordial y distendido, porque cada uno ha podido contar su propia historia. Le cuento una anécdota. Cuando he llegado a la reunión, un veterano de las Brigadas Internacionales se ha cuadrado delante de mí y me ha dicho: "¡A sus órdenes, mi teniente!" Después me ha tendido la mano y, claro está, yo también se la he dado.

--¿Servirá esta iniciativa para cicatrizar definitivamente las heridas de la guerra civil?
--No del todo, porque siempre hay gente más extremista. El que me ha saludado al llegar me ha dicho que le había llamado un compañero de brigada para ponerle de vuelta y media. Le acusaba de traicionar sus ideales por ir al desfile. Siempre hay extremistas, de un lado y del otro.

--¿Qué opina de las críticas que se han vertido contra esta idea de Bono?
--Yo no he oído críticas al ministro.

--Sí, algunos partidos han criticado el formato del desfile y la decisión del presidente de la Generalitat de aceptar la invitación.
--En estas cosas siempre hay críticas, pero siempre hay que valorar lo positivo.

--A su juicio, ¿este acto de reconciliación llega a tiempo o demasiado tarde?
--Nunca es tarde si la dicha es buena. Y en este caso, lo es.

--¿Sería usted partidario de repetir ceremonias como ésta?
--Es un paso adelante muy bueno, pero si se repite, pues mucho mejor.

*Fuente : El Periódico, Editorial. 12 de Octubre de 2004


A BONO NO SE LE PUEDE DEJAR SUELTO

JOSEP Pernau

Con la decisión del ministro señor Bono de honrar a un español de cada bando en la segunda guerra mundial, España puede ser hoy noticia en toda Europa. Pero no para celebrar la iniciativa, sino para tratarla como se merecen las ideas disparatadas.
Desde los Urales hasta los Pirineos, sólo puede causar extrañeza y rechazo. Es situar en un mismo plano a la víctima y al verdugo. En un extraño ritual que se ha inventado el titular de Defensa, quiere ser la reconciliación de los soldados de la libertad con los que sirvieron a un plan que pretendía el dominio del mundo durante mil años, la superioridad de una raza sobre todas las demás, y la deportación y los campos de exterminio para judíos, gitanos y españoles republicanos exiliados en Francia también. Uno no quiere ni pensar en lo que se escribiría y se diría por todo el planeta si una iniciativa parecida la hubiera programado el Gobierno alemán.
El acto formará parte de los fastos de la fiesta patriótica del 12 de octubre y la escenificación de las dos Españas combatientes correrá a cargo de un españolito de los que liberaron París de los nazis con los tanques de la División Leclerc y con un viejo soldado de la División Azul. Lo que faltaba: un voluntario. No tenía que ir a la guerra, como la mayoría, porque le tocaba por edad, sino que se alistó contento para ir a la guerra porque así lo pedía su Caudillo. Bono quiere hermanar al libertador de París y al divisionario que vistió el uniforme de las tropas nazis que ocupaban la capital francesa.
El acto ya no tiene remedio. Se le podía haber ocurrido a la derecha, pero es un socialista al que hay que atribuir los derechos de autor, lo que tampoco se entenderá en Europa. A ciertas personas no se las puede dejar sueltas.

*Fuente : El Periódico, Editorial. 12 de Octubre de 2004


La mémoire républicaine insultée

La présence d'un vétéran de la division Bleue franquiste au défilé militaire de la fête nationale suscite une vive polémique dans le pays.

« Au-dessus de toute signification idéologique ou même historique, nous croyons que c'est le meilleur cortège que nous puissions trouver pour représenter l'Espagne. » Telle est en substance la réponse adressée par le ministre espagnol de la Défense, José Bono, aux formations politiques et associations indignées de la présence d'un vétéran de la division Bleue (Azul) au défilé militaire de la fête nationale d'hier. Selon le ministre de la Défense, il s'agissait de rendre hommage à « la paix et à la concorde ». D'où la mise en scène contestée du dépôt de gerbe du roi Juan Carlos en présence d'un vétéran de l'armée républicaine et de la division Leclerc (à qui on rendait également hommage) et d'un vétéran de la division Bleue franquiste. Cette division, composée de troupes de volontaires et encadrée par la Phalange, parti fasciste espagnol créé par le dictateur Primo de Rivera, fut l'un des piliers de la Wehrmacht, en lui prêtant main-forte en URSS en 1941. Izquierda unida (IU - communiste) et les formations cata- lanes de l'ERC et de CiU ont qualifié l'invitation d'« intolérable ». « On place sur un pied d'égalité les victimes et les bour- reaux », s'est insurgé le leader d'IU, Gaspar Llamazares, qui, en signe de protestation, a boycotté le défilé militaire.

Douze associations de familles et d'amis de victimes du franquisme se sont jointes à l'indignation. Parmi elles figurent différentes organisations engagées dans la recherche des crimes commis durant la guerre civile et la dictature de Franco. Pris à parti, José Bono a usé de l'argument selon lequel « s'il fallait jeter d'Espagne tous ceux qui ont participé à la division Bleue, crié "vive Franco" (...), il ne resterait que quatre personnes ». Une déclaration scandaleuse pour les victimes du franquisme dont la réhabilitation reste encore incomplète et pour les Espagnols qui ont combattu la dictature. Elle est d'autant plus méprisante qu'elle tend à nier le nécessaire travail de mémoire. Le consen- sus politique de l'après-franquisme pour mettre en place la démocratie s'est réalisé sur la base d'une amnistie, équivalent à une amnésie de cette période. La « réconcialition » de l'Espagne, si chère à José Bono, ne peut donc souffrir d'aucune espèce d'amalgame visant à confondre les combattants restés fidèles à la République, et ceux-là même qui l'ont assassinée, avec le concours zélé des forces de l'Axe.

La source: Meriem Djebari, l'Humanité, Paris, 13oct04

Disputes espagnoles à l'occasion de la fête nationale.

La fête nationale espagnole commémore, le 12 octobre, la découverte de l'Amérique par Christophe Colomb, en 1492. Les troupes défilent à Madrid devant le roi et la reine, le président du gouvernement et une foule d'officiels.

Et, chaque année, le défilé donne lieu à polémiques. Ainsi en 2003, la présence de troupes et du drapeau américains avait été considérée par l'opposition comme "une justification de la guerre en Irak" et un appui inconditionnel aux Etats-Unis par le Parti populaire (PP) - alors au pouvoir - contre l'opinion de la très grande majorité de la population.

Cette année, il n'y a pas de drapeau américain, le nouveau gouvernement socialiste ayant décidé de retirer les troupes espagnoles d'Irak. "Une insulte aux Etats-Unis", selon le PP ! Réplique du ministre de la défense, José Bono : "L'Espagne a changé de gouvernement, l'alliance avec les Etats-Unis continue mais ce qui ne continue pas, c'est de se mettre à genoux devant un gouvernement étranger quel qu'il soit."

Une autre polémique a surgi : dans un souci de "contribuer à la paix entre les Espagnols", M. Bono a décidé qu'un vétéran républicain et un vétéran de la division Azul - qui a combattu aux côtés des troupes hitlériennes sur le front russe pendant la seconde guerre mondiale - assisteraient au défilé dans la tribune officielle. Cela a provoqué un tollé de nombreuses associations qui luttent pour la réhabilitation des vaincus de la guerre civile, des communistes de la Gauche unie (IU) et des partis nationalistes catalans, pour qui "mettre sur le même plan les défenseurs de la Seconde République avec des putschistes fascistes est un grave manque de respect". Selon eux, la véritable réconciliation nationale passe par "la récupération de la mémoire historique et la réparation due aux victimes". Une commission interministérielle a d'ailleurs été constituée à cette fin par le gouvernement socialiste. Les associations en attendent la réhabilitation morale, mais aussi juridique, des victimes du franquisme.

La source: Pour Martine Silber, Le Monde, Paris, 13oct04